cabezal3

jtemplate.ru - free extensions for joomla

Cuota 481: carne de alta calidad es oportunidad con innovación

vacunos suplementados
La cuota 481 no solo es una gran oportunidad para lograr mejores valores económicos, sino un factor para lograr complementar la ganadería con la agricultura, de fomentar la rotación agrícola y por tanto el cuidado de los suelos.

Al cerrar el acto del Concurso de Novillos de la "Cuota 481 Carne de Alta Calidad", que se realizó en el marco de los festejos por los 120 años de la Asociación Rural de Soriano, Tabaré Aguerre indicó que "significa innovación, valor agregado e inserción internacional". Pero también dijo "es la oportunidad para que la gente viva mejor, desde el peón rural hasta quien trabaja en el puerto".

El jerarca de gobierno afirmó que la relevancia de la Cuota 481 es la de complementar la agricultura con la ganadería, y de ingresar en condiciones muy ventajosas a un mercado como la Unión Europea. Sin embargo, según su punto de vista lo más importante no sólo pasa por el valor diferencial, sino también por el construir mecanismos de comercialización, y trabajar de forma diferente para realizar arreglos pre establecidos con valores diferenciales, que permitan empujar la cadena ganadera, por medio de la construcción de un bien diferencial.

Aguerre recordó que al asumir su gestión se marcó cinco objetivos estratégicos, siendo el acceso a esta cuota uno de ellos (junto a la apertura de Estados Unidos para la carne ovina y los cítricos, y el ingreso de carne a Japón y Corea). "Cada vez que avanzamos en este tema (la cuota 481) nos damos cuenta que no es un mercado más". Dijo que "no es sólo vender un poco más cara la carne, sino todo lo que viene antes: la certificación, la genética y la calidad de la recría para llegar a los 27 meses con los kilos que requieren los cortes".

Además dijo, permite la oportunidad de exportar en bolsas de carne 1,5 a 2 millones de toneladas de grano de sorgo. "Esto permite una agricultura que no sólo revolucione al país como hasta ahora, sino que también sea sustentable".

El titular del MGAP sostuvo que debe existir una agricultura que maneje altos niveles de carbono en los suelos, y que el sorgo (que cumple este requerimiento) no tiene un mercado desarrollado. Recordó que tiempo atrás se trajo delegaciones desde México con el fin de exportar sorgo a ese país y que en una visita a la cabaña "La Lucha" de Echeverría, "vi una integración de la agricultura y la ganadería que no sólo no había visto antes sino que no se me había ocurrido hasta entonces. Debemos vender el sorgo transformado en leche y carne y esto es una forma de hacerlo".

El titular del MGAP, que reconoció que los médicos le mandaron "bajar tres cambios" (como si fuera fácil, bromeó), afirmó que se debe apuntar a diferenciar la producción nacional de carne, al igual que en otras prácticas, y buscar la calidad y no a la cantidad. Esto, sostuvo, debe lograrse aprovechando las características naturales del país, complementándolas con innovación e incorporar así prácticas como la agricultura y la ganadería. En ese contexto "la cría debe crecer pero no para los costados, ya que no puede competir con la forestación y la agricultura, sino hacia arriba aumentando su productividad, y nadie duda de que lo está haciendo".

"El concurso de hoy es una muestra del Uruguay agrointeligente, que incorpora valor agregado". Pero también reconoció que "estamos aquí cosechando esfuerzos de muchos años atrás. De gente que tuvo voluntad de querer crecer y no pudo hacerlo. Porque es fácil hablar acá con una tonelada de carne a US$ 4.000, con una primavera lluviosa, pero no así cuando hay aftosa, cuando se vive una sequía o una devaluación. Vaya el reconocimiento entonces para quienes estuvieron antes y no ligaron como ligamos nosotros, porque lo cortés no quita lo valiente", afirmó generando el aplauso de todos.

Agregó que este Concurso no pasa sólo por vender más carne con un menor arancel, "pasa también por fomentar sistemas como la trazabilidad y la investigación". En ese contexto la trazabilidad, indicó, es clave ya que se considera un bien público universal que permite que todos los lotes de ejemplares, puedan acceder a cupos de mayor valor como el de la cuota 481.

La selección de aquellos ejemplares más adecuados para la producción será clave para la ganadería nacional, según el jerarca. " Al tener los datos del desosado, permite mirar el código de barra de cortes y así identificar los animales que por su biótopo son mejores para la ganadería y tenerlos como elemento de selección. Uruguay por su sistema de cajas negras y trazabilidad es el único país en el mundo que puede hacerlo", indicó.

Fuente: El País

El dato de hoy

grafica2


©2014 Juan Andrés Elhordoy